Llámanos

928 24 40 40

Estamos abiertos

Lun-Juv: 9:00-21:00 | Vie: 9:00-20:00

Vuelta al cole con Drs. Martín Toledo

Vuelta al cole con Drs. Martín Toledo

En la Clínica Drs. Martín Toledo cuidamos de la salud de tu boca, pero también de la de los más pequeños.

Nuestro equipo de odontopediatría se encarga de explorar y tratar a los pequeños de la casa. Esto incluye desde las temidas caries o su prevención con selladores, hasta los posibles traumatismos o problemas congénitos que pueden surgir incluso antes de la aparición del primer diente.

Es importante inculcarles desde pequeños que tener una boca sana es muy importante para su salud. Si adoptan desde pequeños hábitos de higiene y cuidado diarios, conseguiremos que los mantengan durante toda la vida.

Para ello, animamos a los padres a fomentar dichos hábitos de cepillado diario y facilitamos algunos sencillos consejos para conseguir que los más pequeños logren una buena salud bucodental.

  1. Cepillarse los dientes después de cada comida.

Es necesario que los niños laven sus dientes después de desayunar, de comer y antes de ir a la cama. Muchas veces se saltan el cepillado de la noche porque tienen sueño, pero es el más importante, ya que durante la noche es el momento en los que más bacterias se alojan en la boca.

  1. Supervisar el cepillado y hacer de ello una divertida rutina.

Muchas veces confiamos en el buen hacer de los niños, pero nos podemos llevar desagradables sorpresas. Por eso, es aconsejable el explicarles cómo lo deben hacer e incluso lavarnos con ellos los dientes para que sigan nuestro ejemplo. Para que no les resulte aburrido y les guste, se aconseja convertir el cepillado en algo “divertido”, acompañándolo con pequeños juegos para crear una rutina amena.

  1. Cuidar los dientes de leche.

Los dientes de leche hay que cuidarlos de la misma forma que los permanentes, ya que, si el niño presenta caries en un diente temporal, el riesgo de que el diente permanente resulte infectado es mucho mayor.

  1. Limitar el consumo de alimentos azucarados.

No es necesario eliminar los dulces de la dieta del niño, pero sí controlar y limitar su consumo, ya que aumenta el riesgo de sufrir caries. Las chuches, helados, caramelos, refrescos azucarados, zumos envasados, además de estar asociados a la obesidad infantil, el azúcar presente en ellos deteriora el esmalte, erosionándolo y favoreciendo la aparición de caries.

No sólo evitar alimentos azucarados sino consumir alimentos que fortalezcan los dientes, principalmente lácteos, verduras y frutas. 

  1. Acudir al dentista periódicamente.

Lo idóneo es que el niño acuda al dentista cuando haya cumplido los dos años y medio o tres si ya tiene todos los dientes temporales. En ese momento el dentista podrá realizarle una primera exploración del estado de su boca y valorar si la dieta que lleva es correcta, así como la higiene dental.  Por otro lado, las revisiones deberían realizarse cada seis meses para controlar la posición de los dientes, la caída de los dientes de leche y el crecimiento de los definitivos. También para comprobar si hubiese caries o aplicar selladores para minimizar su aparición.

 

Para que los niños tengan unos dientes sanos y prevenir la necesidad de realizar intervenciones bucales serias, es necesario llevar a cabo una correcta rutina de higiene bucal. Incentivar, elogiar y prestar atención a los niños durante el cepillado, además de ser una buena manera de supervisar su correcta realización, convierte el cepillado en una tarea divertida.

Aprovecha ahora antes del cole y trae los niños a consulta para poder prevenir a tiempo cualquier anomalía en su boca. Puedes pedir cita llamando al 928 24 40 40 o acude a la clínica, te esperamos en la Calle León y Castillo, 108-109, 35004 Las Palmas de Gran Canaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×