Llámanos

928 24 40 40

Estamos abiertos

Lun-Juv: 9:00-21:00 | Vie: 9:00-20:00

Ventajas de los implantes dentales

Ventajas de los implantes dentales

¿QUÉ SON LOS IMPLANTES?

Los implantes dentales son una de las mejores soluciones que existen hoy en día para sustituir la pérdida de un diente. Se trata de una pequeña pieza de titanio de material biocompatible que se inserta en el hueso mediante una intervención quirúrgica.
Se colocan cuando falta una pieza dental (por una enfermedad o un traumatismo) o cuando hay que eliminar uno natural (por una gran destrucción del diente debido a una caries) y se debe sustituir por uno artificial.

VENTAJAS DE LOS IMPLANTES DENTALES

Son seguros

Los implantes dentales son la opción más segura ya que la prótesis va unida al hueso y no a otros dientes. Además, la colocación de implantes es una cirugía menor, que tiene un buen postoperatorio. Por otro lado, la tasa de éxito es del 98%, siendo el 85% de los pacientes que se someten a esta intervención, los que se incorporan a la vida laboral al día siguiente.

 

Ayudan a conservar el hueso

Con el paso del tiempo, la pérdida de un diente acaba ocasionando la reabsorción del hueso que soportaba esa pieza dental. Esto se debe a la ausencia de la raíz del diente y a que el hueso no recibe la estimulación propia de la masticación.
La progresiva pérdida del hueso ocasiona, además de un deterioro funcional, un daño estético. Debido a la reducción ósea, los labios comienzan a retraerse y la apariencia se envejece.
Por su parte, la colocación de implantes permite conservar el hueso, ya que el tornillo que se inserta en el maxilar reemplaza la raíz del diente natural, realizando su función.

 

Resultado muy natural

El resultado final obtenido por la colocación de implantes ofrece dos ventajas al paciente:

Por un lado, las coronas que se colocan sobre el implante son muy estéticas y no se diferencian del resto de dientes naturales ya que permiten conseguir infinidad de tonos, por lo que se asemejan al color de los dientes naturales.
Pero también, los implantes permiten al paciente tener las mismas sensaciones al masticar, hablar o sonreír que tenía con sus dientes naturales, ni él mismo notará la diferencia.
Esto no ocurre, por ejemplo, con las prótesis removibles, dentaduras postizas y puentes, ya que con ellas se pueden tener problemas de movilidad si no están bien ajustadas, pueden ocasionar molestias en las encías y deben ser retiradas cada noche.

 

Son permanentes y duraderos

Uno de los principales motivos por los que son elegidos los implantes, es que se trata de una solución fija ante la pérdida de dientes que, gracias a su resistencia y durabilidad, hace que el tratamiento con implantes dure entre 20-30 años.
Teniendo en cuenta que pueden ser una solución de por vida, vale la pena hacer un desembolso inicial superior para conseguir una durabilidad, comodidad y naturalidad que ningún otro tratamiento es capaz de ofrecer.

 

Permiten una buena higiene

En cuanto a la higiene dental, la persona que cuenta con todos sus dientes naturales lleva a cabo la misma que alguien con implantes dentales.
Al ser la alternativa más parecida a nuestras propias piezas dentales, el cepillado debe ser el mismo, incluyendo, además, el uso de seda y enjuague.
Y, a diferencia de lo que ocurre con las dentaduras tradicionales, los implantes son fijos y no hay que extraerlos para limpiarlos.

Si necesitas obtener más información acerca de los implantes dentales, no dudes en llamarnos al 928 24 40 40, o visitar nuestra clínica situada en la Calle León y Castillo, 108-109, en Las Palmas de Gran Canaria. ¡Recuerda que la primera consulta es gratuita!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×